Brechas de género en el Sistema Único de Admisión a la educación superior

En este post mencionaré los aspectos mas importantes a mi juicio, del DOCUMENTO_DE_TRABAJO_2  “Brechas de género en el Sistema Único de Admisión a la educación superior” del Centro de Estudios del Ministerio de Educación, de los autores María José Sepúlveda y  Mauricio Manquepillán de junio de 2017.

En su resumen señala:

El presente documento de trabajo tiene por objetivo analizar las diferencias por sexo que presentan los principales resultados del Sistema Único de Admisión (SUA). La revisión se centra en los procesos de admisión de 2010 a 2016, y considera información estadística sobre: inscritos/as en los procesos de admisión, rendidores/as de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), postulaciones realizadas a las universidades adscritas al SUA, resultados de selección de estas Instituciones de Educación Superior (IES), y puntajes obtenidos en sus diferentes mediciones. Desde un reconocimiento de brechas de género se busca orientar y promover una reflexión pertinente para la política pública, en torno a la PSU como mecanismo de admisión a universidades adscritas al SUA.

post brecha 1

El estudio plantea:

…se puede señalar que existen diferencias en el proceso SUA comparando por sexo. Se observa una mayor cantidad de mujeres entre los/as participantes del proceso de inscripción, rendición y postulación, pero esta diferencia desaparece cuando se obtienen los resultados de selección de las universidades adscritas. Actualmente no se identifican brechas de género en la participación total de mujeres y hombres en educación superior (SIES, 2016), existiendo expectativas equivalentes de ingreso al nivel, pero se identifican nuevos desafíos respecto al porcentaje relativo de participación en cada uno de los procesos establecidos en el SUA.

Pero ahondando, estas se manifiestan en la elección de carrera

post brecha 2

post brecha 3

El documento finalmente concluye con:

En primer lugar, las cifras absolutas indican que para el periodo 2010-2016 existe una mayor cantidad de mujeres que de hombres entre los y las inscritos/as a la PSU y entre quienes la rinden efectivamente. También que hay una brecha creciente en favor de las mujeres que se inició en el proceso 2012, entre quienes postulan a alguna carrera de las universidades adscritas al SUA, y que existe una paridad relativa para todo el periodo descrito entre la cantidad de hombres y mujeres seleccionados/as por alguna de estas universidades.

Derivado de lo anterior, las cifras muestran que este proceso cuenta con una selectividad diferenciada por sexo: respecto del total de hombres y mujeres inscritos/as para rendir la PSU, es mayor el porcentaje de hombres que termina siendo seleccionado por alguna de estas universidades que el de mujeres. Sin embargo, esta diferencia es baja y alcanza un promedio de 3 puntos  porcentuales en cada proceso del periodo analizado y que muestra, además, una tendencia a la baja. El análisis por etapa del proceso indica que este mayor filtro femenino se concentra en la selección de las y los postulantes/as a las IES vía SUA, pues en el proceso 2016 un 75,5% de los hombres postulantes fueron seleccionados, contra solo un 65,8% de las mujeres postulantas. En síntesis, el proceso de selección universitaria vía PSU a lo largo del tiempo, continúa discriminando a más mujeres que hombres dados los antecedentes presentados.

 

Anuncios