Coincidiendo con el comienzo del Decenio Internacional de Acción de las Naciones Unidas : “Agua para el Desarrollo Sostenible” (2018-2028), esta edición de ISOfocus tiene como objetivo crear conciencia sobre el estado crítico de los recursos hídricos en todo el mundo e inspirar más acciones para abordarlo .
Este ISOfocus_126_es proporciona actualizaciones sobre los desarrollos en el sector del agua y es una fuente de información actualizada sobre la industria del agua y las aguas residuales. Con su enfoque en el rendimiento de conducción en servicios de agua urbanos para ciudades de rápido crecimiento, indudablemente habla sobre el tema más acuciante de nuestro tiempo.

El editorial de este numero corresponde a John Walter, Presidente de ISO.

Al iniciar un nuevo año y en mi nuevo papel como Presidente de ISO, considero importante hacer un balance del impacto de las normas ISO en nuestra vida cotidiana y nuestro mundo. Siento admiración cuando reflexiono sobre los numerosos problemas que las Normas Internacionales intentan resolver, y de hecho resuelven.
Durante los últimos tres años, en los que actué como Vicepresidente de ISO (políticas) y, más recientemente, como Presidente electo de ISO, he tenido el privilegio y el placer de presenciar y apoyar el funcionamiento de una de las grandes organizaciones internacionales. También he disfrutado de la oportunidad de tener alrededor tantas personas eficaces y de talento y soy consciente de que estar a la altura de la impresionante labor del Dr. Zhang Xiaogang no me será nada fácil.
Sin embargo, me aporta serenidad el reconocer que ISO está compuesta de un equipo sólido imbuido del espíritu de consenso y colaboración de ISO. A estos efectos, he trabajado estrechamente con el Secretario General Sergio Mujica para garantizar que tuviera éxito en su nuevo papel. Me ha encantado aportarle mi liderazgo, guía y asesoramiento desde su primer día en la Secretaría Central
y seguiré apoyándole durante todo mi mandato como Presidente de ISO.
Considero un honor poder dirigirme desde estas páginas a toda la comunidad de la normalización internacional y darles una idea de la dirección y la guía que aportaré a la labor de ISO. Tenemos un trabajo ingente por delante. Debemos asegurarnos de que la implementación de la nueva estructura de gobierno de ISO refleje eficazmente que somos una organización orientada a sus miembros. Debemos desarrollar e implementar nuestra estrategia para poner un énfasis más claro en las regiones. Todo ello se ha diseñado para garantizar nuestra evolución y mejora continuas como líderes mundiales en el desarrollo de Normas Internacionales.
Además, en una época en que las normas ISO son cada vez más importantes y entramos en nuevos y emocionantes territorios de normalización, con potencial para transformar de raíz nuestro mundo. Desde las cocinas y los robots hasta la creciente digitalización de todo, el auge de las herramientas innovadoras para la gestión ambiental o los coches autónomos, ISO es hoy más relevante que nunca en la búsqueda de soluciones a problemas mundiales. No obstante, las normas serán relevantes solo si se emplean ampliamente, motivo por el cual es tan importante el objetivo último de la Estrategia 2016-2020 de ISO, que las «normas ISO se empleen en todas partes». Por ello, una de mis mayores prioridades en los próximos dos años será apoyar al máximo posible las seis direcciones marcadas en la Estrategia.
La Estrategia de ISO también gira en torno a la misión global de ISO, que no es otra que ofrecer soluciones mundiales a retos globales. Varios de estos retos son también el foco de atención de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
Al asumir mi nuevo papel como Presidente de ISO, tengo presente que las Normas Internacionales son parte integrante del logro de todos estos objetivos, incluido el Objetivo 6 sobre la disponibilidad y la gestión sostenible de agua y saneamiento para todos, que abordamos directamente en este número de ISOfocus. Cerca del 40 % de la población mundial vive en áreas sometidas a estrés hídrico (definido como una
relación entre la demanda total de agua y los recursos totales de agua dulce renovable por encima de un 25 %) o está expuesta a fuentes de agua contaminadas. Asimismo, más del 80 % de las aguas residuales generadas por la sociedad retornan al ecosistema sin tratamiento ni reutilización.
ISO está ya marcando el camino en este campo con cientos de Normas Internacionales referidas a distintas innovaciones y soluciones que contribuyen a poner coto a este problema. Algunas de ellas son, por ejemplo, directrices de actividades de servicio relacionadas con los sistemas de suministro de agua potable, sistemas de conducción de aguas residuales y reutilización del agua. También contamos con un nuevo comité técnico de saneamiento sin alcantarillado, centrado en facilitar aseos en lugares sin acceso a sistemas fiables de suministro y aguas residuales.
En este primer número de ISOfocus en 2018, quiero aprovechar la ocasión para agradecer a toda la comunidad ISO su apoyo y sus valiosos aportes al sistema ISO. Me encantará trabajar más estrechamente con todos ustedes durante mi mandato de dos años.

Descarga aquí, el numero ISOfocus Enero-Febrero 2017 – ISSN 2310-7987

Published in English, French and Spanish six times per year, ISOfocus is your gateway to International Standards. Whether a multinational enterprise faced with major decisions or a small business looking for ideas, ISOfocus seeks to provide both the kind of overviews that strategic planners need and the little details that can make a big difference.

All the articles from ISOfocus are licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 Switzerland License.

Anuncios