Durante los primero días de Julio, en mi rol de Asesor de Desarrollo Estratégico de la UNAPYME, me toco participar de la de la actividad organizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), junto a la Federación Económica de Mendoza (FEM), quienes llevaron adelante la “Ronda de Negocios Internacional y Multisectorial de Productos y Servicios”, encuentro que tuvo lugar en Mendoza, en la “Enoteca”. La jornada contó con más de 540 entrevistas comerciales entre 80 empresas locales y 18 empresas chilenas, directivos de ProMendoza y la presencia de empresarios y funcionarios de Chile.

La apertura de la ronda estuvo a cargo de Graciela Rovera, titular de la Comisión de Comercio Exterior de la FEM. También estuvieron presentes el cónsul General de Chile en Mendoza, Eduardo Schott, el prosecretario de Hacienda de CAME y responsable de la Secretaría de Rondas de Negocios, Carlos Venier, y el secretario de Comercio Exterior de la entidad, José Luis Lopetegui.

Durante el evento, Venier expresó que: “necesitamos de los hermanos de Chile para que nos ayuden” y bregó para que “nosotros podamos ayudar a las pymes” del país vecino. Además, agregó que ambos países tienen que complementarse, no competir, y se refirió también al reciente acuerdo Mercosur y Unión Europea, donde señaló “que éste representa una oportunidad que hay que aprovechar. Tenemos que ser jugadores y no estar en la tribuna”. Finalmente, invitó a los empresarios a aprovechar plenamente esta reunión de negocios de FEM y CAME y a generar más encuentros de este tipo.

Argentina y Chile, en el marco de la VIII Reunión Binacional de Ministros y la VI Reunión de Intendentes y Gobernadores de la frontera común, realizada entre los días 15 y 16 de diciembre de 2016, en la ciudad de Buenos Aires, acordaron maximizar el potencial de la relación en materia económica y comercial entre ambos países, a través de la negociación de un Acuerdo Comercial que permita continuar avanzando en la integración bilateral, estimulando las inversiones, fortaleciendo las cadenas de valor entre ambos países, y promoviendo un intensivo aprovechamiento de los mercados para ambos países.

Es así como en el mes de marzo de 2017 se dio inicio a las negociaciones de un Acuerdo Comercial. Se realizaron cinco Rondas de Negociación en forma alternada entre Buenos Aires y Santiago (marzo, mayo, junio, agosto y septiembre).

A través de este Acuerdo, ambos países tienen como propósito ampliar y profundizar los instrumentos jurídicos que actualmente los rigen en materia tales como: Inversiones, Servicios, Compras Públicas, Telecomunicaciones y Comercio Electrónico. Asimismo, perfecciona y complementa las normas técnicas, sanitarias y fitosanitarias, así como los procedimientos aduaneros existentes. Por último, se incorporaron capítulos novedosos en temas como Medio Ambiente, Laboral, Género, Pymes, Cooperación y Política de Competencia, constituyendo un marco regulatorio moderno y que cumple con las expectativas actuales de negociaciones internacionales.

El 2 de noviembre de 2017, en Buenos Aires, Argentina, los Cancilleres de ambos países, suscribieron el Acuerdo Comercial, el cual formará parte del Acuerdo de Complementación Económica entre Chile y MERCOSUR (ACE 35) a través de un Protocolo Adicional a dicho Acuerdo.

El 11 de mayo de 2018 ingresó al Congreso Nacional de nuestro país para su aprobación, la que se produjo el 9 de enero de 2019.

De esta manera, el Acuerdo se encuentra en vigor desde el 1 de mayo de 2019.

Durante 2018, el intercambio comercial de Chile con Argentina totalizó US$4.207 millones, tras un incremento anual de 8,2%. Esta situación fue provocada por el aumento de las importaciones y fue, parcialmente, contrarrestado por la disminución de las exportaciones. De esta forma, el déficit de la balanza comercial se expandió hasta los US$2.286 millones.

Las exportaciones chilenas a Argentina sumaron US$796 millones luego de una variación negativa de 18%. El 90% de los envíos correspondió a productos industriales, que alcanzaron los US$719 millones tras de un descenso anual de 17%. Los productos metálicos, maquinaria y equipos, el principal sector de exportación a Argentina, generó envíos por US$159 millones, después de una disminución anual de 34%. Le sigue en importancia los embarques de productos químicos con US$157 millones y los de alimentos procesados con US$129 millones. Asimismo, sobresalen los incrementos de 15% en las exportaciones de productos forestales y muebles de madera y de 8,5% en los envíos de la industria metálica básica.

Por su parte, las exportaciones silvoagropecuarias y pesqueras alcanzaron los US$58 millones, tras un retroceso anual de 33%. Lo anterior fue originado, principalmente, por la trayectoria de los envíos de fruta fresca que representaron el 69% del sector al sumar US$40 millones, tras un descenso anual de 38%.

Por último, las exportaciones de la minería registraron un alza de 3,3% para sumar US$19 millones. El hierro es la principal exportación minera al justificar el 61% de los envíos del sector, seguido por la sal con una participación de 14% y el cobre con 10%.

Fuente: Departamento de Estudios, DIRECON, en base a cifras de Banco Central de Chile.